La duda

-How far are you goin’? -Ruby asked us with a sigh -We’re goin’ all the way, ‘til the wheels fall off and burn […] -Ruby just smiled and said: -You know, some babies never learn.

-“¿Cómo de lejos pensáis ir? -preguntó Ruby supirando -Iremos sin destino, hasta que las ruedas se caigan a cachos y ardan […] – Ruby sonrió y dijo: -Ya sabéis, algunas criaturas nunca aprenden.”

Bob Dylan, ‘New Danville Girl’ (Empire Burlesque outtake, 1985)

Las cosas han dejado de tener sentido. No hay absolutamente nada que pueda desviarnos de nuestro objetivo. Bobby toca cerca de tu ciudad. Suena el clamor de las hordas dylanianas dispuestas a invadir la carretera. Los coches están jodidos. Faros rotos, radios rotas, ruedas rotas, aires rotos, everything is broken, pero da igual. El gasoleo por las nubes, they say low wages are reality, y el asfalto echa humo negro. Dicen que peligra el ecosistema de Gredos porque el autobús de Dylan no funciona con energías alternativas. Tengo que aprender a disfrutar de las cosas: voy a tres conciertos y ya estoy ansioso porque no voy a más, es decir, coloco mi cabeza en un futurible en el que tres sesiones de arte imperecedero han quedado ya exhaustas, y no percibo que lo que tengo ante mi son tres gestas. Ya hemos escuchado los bolos que han quedado detrás, ¡oh, Bergamo! No sé si es el show que más me gusta o es el que suena mejor. Ya no distingo si la calidad de una actuación de Dylan conviene a un sonido ajustado y malicioso o a la inspiración de Bob aunque el bajo suene cavernoso y los matices de la bola se pierdan en las profundidades de un polideportivo. Tenemos mucha suerte, estamos de nuevo en la carretera, con un agujero en el estómago, pero lo malo es que una carretera tan asequible le quita erótica al asunto: no se disfruta un show de Dylan igual en Cuenca que en Roma; te traes a tu contexto a Dylan y no es lo mismo que si tú te metes en un contexto ajeno, donde brilla el carruaje de la NET en pleno apogeo de un viaje iniciático. Pero con Dylan, Cuenca se transforma en el Monument Valley, Gredos es Innisfree, Jerez es la dulce California, helada bajo el sol. La duda, la gran duda, es si con tres shows me quedaré satisfecho. Una duda retórica, porque tú y yo sabemos que la respuesta es negativa. Amigos de la carretera vienen desde el norte, o desde Gratianopolis, o desde lejanos promontorios, o desde San Blas, o siguen las huellas que siempre señalan al sur, nos topamos con todos los guiris que siempre están, intrépidos tapers, cartelones pidiendo tickets para el próximo show, borrachos, groupies en celo; hay que estar a lo que se está, a la NET, como dice Otto Von Sodom, y nos topamos con la gente del lugar que no sabe que su ciudad ha cambiado porque la NET ha llegado hasta allí, y así esa urbe empieza a ser patrimonio de una forma de entender la vida que reside en una razonable irracionalidad. Absurdas pero necesarias carreras por llegar a la valla el primero, abrazos de camaradas que sólo ves de gira en gira, apuestas por avanzar puestos en The Never Ending Pool. Nada más importa. No hay mundo alrededor. Ya puede explotar el corazón, my body is tense, tengo una gran duda. ¿Tendré bastante con tres shows? Sabes que no, pero la NET nunca se detiene, sigue caminando, dándote dulce y amargor, como el amor de Afrodita. Al fin y al cabo, lo único que sabemos seguro sobre Henry Porter, es que su nombre no era Henry Porter.

P.S. Aunque el texto que encabeza esta pequeña reflexión es idéntico a la de la posterior y oficial ‘Brownsville Girl’, mi cabeza estaba en New Danville…

‘New Danville Girl’

 

~ por Antonio en junio 26, 2008.

2 comentarios to “La duda”

  1. Hey, te he vuelto a encontrar a través de Phil Ochs. Me alegro de verte y leerte. Bueno, me han ayudado un poco la fortuna y una amiga. Un abrazo.

  2. Esperamos impacientes la crónica del concierto sublime de Dylan en la majestuosa Gredos.

    Abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
El blog de la novela 'Juana La Maliciosa'

'Juana La Maliciosa'. David Bowman. Ediciones del Serbal (Barcelona, 2014) ISBN: 978-84-7628-746-0

Crónica de la España negra

Blog de crímenes y sucesos de la España más oscura

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: