Luceo porro inmortalis

En el salpicadero del coche de Valentín hay una pegatina, con el vigilante ojo que se desenvuelve desde lo alto del escenario, donde está escrita la frase latina que encabeza esta entrada: “A lo lejos brillo como inmortal”. Es ese extraño halo que envuelve la presencia escénica de Dylan, esa extravagante luz que tan bien describió Andrew Muir, lo que sin duda provoca en las audiencias de todo el mundo la sensación de estar viviendo una experiencia irrepetible, para bien o para mal. Porque de esta gira por España se ha dicho de todo, y se tendrá que decir más, y nunca como ahora se han polarizado tanto las manifestaciones públicas desde lo sublime a la tomadura de pelo, si bien esta segunda perspectiva suele ir acompañada, casi sistemáticamente, del desconocimiento o de la osada ignorancia. La realidad: un buen puñado de conciertos recios, serios, contundentes, con un Dylan bastante más centrado que en su última visita a España en 2006, algunas interpretaciones memorables (como el ‘Honest With Me’ de Cuenca o el ‘Like a Rolling Stone’ que cerró abrumador el concierto de Jerez), una clara voluntad de sorprender hasta cierto punto (con un estreno exclusivo, ‘Handy Dandy’ en Vigo y dos interpretaciones de ‘Missisippi’, si my memory serves me well, de las poquitas a este lado del Atlántico), y bajones en el ritmo de los conciertos motivados sobre todo por su insistencia en poner de largo los temas “crooner” más molestos de “Love and Theft” y Modern Times (i.e. ‘Moonlight’ y ‘Beyond the Horizon’). Esa es la realidad que yo he percibido, y creo que no ando muy descaminado. Y por el momento no quiero decir más. Prefiero reservar el tiempo y la pluma a otros lares a los que puedes llegar si quieres. Prefiero dejar que el tiempo aposente en mis recuerdos la emoción, el calor, la extenuación, la compañía de la carretera. Prefiero escuchar en casa tranquilamente los conciertos, los que vi y los que soñé, y meditar racionalmente sobre su alcance. Prefiero sentarme a mirar tranquilo esa única e imperecedera filmación casi robada de la actuación de Arganda del Rey, ese ‘Just Like Tom Thumb’s Blues’ que permite observar de cerca un brillo que parece emanar de lejos, pero tan pronto como se te pone a tiro, ves que te deslumbra.

P.S. El otro día me invitaron a participar en un coloquio en el programa de la SER Amanece que nos vamos, con la intervención también del bueno de P.J. Hermosilla, el telonero que en esta ocasión nos coló Gamerco. La tertulia no permite entrar en honduras, me parece, porque el programa es de esos de variedades que quieren entretener a los insomnes y a los camioneros, y va con el tiempo muy tasado. Pero en fin, una oportunidad de decir unas cosas; así que allí me planté y aquí os dejo el fragmento en cuestión. Gracias a todos los amigos que hicieron de esta gira 2008 la más enriquecedora de todas. Seguimos en la carretera.

Amanece que nos vamos, Cadena SER, 11 de Julio del 2008 (2ª hora)

Bien agarrados a la valla no hay quien nos venza

~ por Antonio en julio 12, 2008.

2 comentarios to “Luceo porro inmortalis”

  1. Mucha emoción transmites en este comentario que, por cierto, ya echaba en falta. Veo que has querido terminar tu gira personal de los conciertos de Dylan para hacer un juicio que englobara el conjunto de los mismos.

    Me ha recordado ese fin de semana tan agradable que pasamos en la sierra abulense que disfrutamos tanto por el concierto como por la compañía.

    We are on the road.

    Besos.

  2. KURATTI PORRO INMORTALIS, es la pegatina que voy a poner en el buga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
El blog de la novela 'Juana La Maliciosa'

'Juana La Maliciosa'. David Bowman. Ediciones del Serbal (Barcelona, 2014) ISBN: 978-84-7628-746-0

Crónica de la España negra

Blog de crímenes y sucesos de la España más oscura

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: