La esquina

Es un placer tener la oportunidad de ver una antología del pintor Henri Fantin-Latour como la que se encuentra ahora mismo en el Museo Thyssen de Madrid. Siempre me ha atraído este pintor. La razón es que, en mi mitomanía personal, a menudo he vuelto al cuadro que retrata ese conjunto de autores del Parnaso simbolista, en cuya esquina izquierda -desde la perspectiva del que mira- se encuentran Rimbaud y Verlaine. De hecho, esa es la imagen icónica del autor de “El barco ebrio”, el joven aceptado por el grupo de poetas que pulula por los decimonónicos cafés de Paris, embriagados de láudano y absenta. No sabía que el cuadro había salido del Museo D’Orsay, aunque albergaba alguna esperanza de ello. Yo no entiendo mucho de pintura, eso lo dejo para mis historiadores del arte favoritos, Rafa de Besa y Valentín Calderón, que son los que me lo explican, yo no me entero, sólo sé sentir un cuadro, soy ese lector de cuadros virgen, neófito, sin iniciación, que se deja conmover. Bueno, mi pintor favorito es Fábulo, el que decoró los techos de la Domus Aurea de Nerón, con eso te harás una idea, y mi cuadro favorito son las pinturas murales de la Villa de los Misterios de Pompeya. Sólo sé dejarme llevar por lo que me cuenta un cuadro, o lo que yo creo que me quiere contar, porque cuando él habla, poco me importa que su autor en persona me quiera decir lo que intentaba expresar. Sé que es un acto egoísta e ilícito, pues así no lo siento con la literatura, pero cada vez me importa menos la voluntad artística y sí más lo que yo siento. Por eso cuando he tenido la oportunidad de estar en el Museo D’Orsay, me he detenido más tiempo delante de cuadros que hablan particularmente más a mis preocupaciones, del que he dedicado a otros famosísimos lienzos . Oye, pero creo que es normal, digo yo, y así el enorme cuadro sobre la decadencia de los romanos de Couture y éste de Un rincón de mesa de Fantin-Latour, me han preocupado mucho más que todo el impresionismo, ¿qué le voy a hacer? Un grupo oscuro de poetas malditos, casi todos olvidados, uno menos y el otro una leyenda proto-rock star. Así son las cosas. Y hoy he podido volverlo a ver en Madrid sin esperármelo. Mira desde la entrada cómo te amenaza desde lejos. Es esa experiencia la que hay que buscar, al fin y al cabo, la amenaza digo.

Comme je descendais des Fleuves impassibles,
Je ne me sentis plus guidé par les haleurs :
Des Peaux-Rouges criards les avaient pris pour cibles,
Les ayant cloués nus aux poteaux de couleurs.

Yo sentí al descender los impasibles Ríos
que ya no me sirgaban mis conductores rudos;
de blanco a pieles-rojas chillones y bravíos
sirvieron en los postes, clavados y desnudos.

Arthur Rimbaud, ‘Le bateau ivre’

(fuente trad. Wikiquote)

~ por Antonio en noviembre 1, 2009.

3 comentarios to “La esquina”

  1. En definitiva, es siempre el espectador el que termina la obra de arte… Es parte de este magnífico medio de expresión y comunicación. A veces la comunicación no se completa porque simplemente no nos interesa lo que nos dice (por muy buena que sea la obra) o sencillamente nos habla en unos términos que no entendemos. También, a veces, muchas veces, la interpretación del espectador (receptor) difiere en mucho de la idea original del autor (emisor)…
    Un abrazo Antonio

  2. tio kuratti como me acuerdo de ti en las clases de difusion del arte romano en el mediterraneo, to lo que veo digo seguro que el kuratti lo ha visto en persona!

  3. Yo me acuerdo de vos aunque no vaya a difusión del arte. Por cierto, voy a Italia un par de veces en los próximos meses. Ya te contaré. Sobre lo que me cuenta Javi (eres grande) ya tendremos oportunidad de comentarlo ampliamente. Últimamente me interesa mucho la polémica entre las intenciones finales del autor o lo que interpreta el receptor y que le da sentido último a las cosas, aunque tengas oportunidad de hablar con el autor. La mayor mala suerte de una obra es la existencia de un creador (especialmente en el arte contemporáneo).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
El blog de la novela 'Juana La Maliciosa'

'Juana La Maliciosa'. David Bowman. Ediciones del Serbal (Barcelona, 2014) ISBN: 978-84-7628-746-0

Crónica de la España negra

Blog de crímenes y sucesos de la España más oscura

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: