Navidad por Eyolf Østrem

Eyolf Østrem es un personaje mítico en el dylanismo, sobre todo entre quienes nos entretenemos de tarde en tarde en intentar tocar en casa las canciones de Bob Dylan en el tono apropiado y con los acordes exactos. Según cuenta el diccionario de Michael Gray, Eyolf, nacido en Stavanger, Noruega, en 1967, se enganchó a Dylan en 1989, aunque ya en 1980 se había hecho con una copia de Slow Train Coming. Desde hace varios años, mantiene activa la página web My Back Pages -o sus correspondientes  “mirrors” debido a inexplicables problemas con la American Music Publishers’ Association. Además de ofrecer una preciosa y útil lección musical, en la que ofrece información sobre armonía, afinaciones, los estilos de armónica y acordes inescrutables, Eyolf presenta pequeños escritos, casi siempre referidos a cuestiones estrictamente musicales. Todos estos artículos se pueden descargar en un solo archivo pdf, y de ellos te recomiendo el ensayo sobre ‘Don’t Think Twice It’s Allright’, en el que argumenta brillantemente que la guitarra que suena, se diga lo que se diga, es la de Dylan, no la de Bruce Langhorne (ch. 12, ‘It Wasn’t Bruce: A Musical Whodunit’). A veces, sin embargo, también da su opinión sobre temas espinosos, como sobre los límites del plagiarismo en el caso de Modern Times o “Love and Theft”, yendo si acaso de la frontera de la  armonía a la de las letras de las canciones. En todo caso, bien merece el esfuerzo leerlo. Y lo cuento porque lo último que ha escrito ha sido su opinión sobre Christmas In The Heart. Como yo estoy perezoso y desistí de decir lo que a mí me parece el asunto -y eso que me lo preguntó mi querido Jjcanve-, y estoy casi de acuerdo con todo lo que dice Eyolf, traduzco a continuación su texto. Quitando la caña que le sigue dando a los últimos tres discos, que me parece excesiva, especialmente en el caso de “Love and Theft”, firmo todo lo que dice:

“Me encanta este álbum. Es una continuación perfecta, no de la trilogía de discos que agotó la tradición de la canción americana en busca de inspiración, sino de su Theme Time Radio Hour (y para la galería diré que mi evaluación negativa de sus últimos discos de estudio no proviene de la indignación por el “robo”, si es que alguien se ha llevado esa impresión, sino de un puñado de interpretaciones reguleras de un material de calidad a la baja).

Es hilarante. Finalmente, la voz del hombre lobo ha encontrado el hogar que le pertenece: como el contrincante de la sacarina, una manera de asustar el alma viva de la inocencia libre de sospechas y, tal vez -sólo tal vez-, de insuflar de nuevo algún significado dentro de estas canciones.

Porque vaya que es hilarante. Pero esa no es la razón fundamental por la que he puesto este disco más que cualquier otro de Dylan desde Time Out Of Mind. La razón es simple: la forma en la que canta “ad Bethlehem” en ‘Adeste Fideles’ me produce escalofríos; su remedo de la risa de Santa en ‘Must Be Santa’ es la cosa más divertida que ha hecho desde ‘Talkin’ World War III Blues’; el tono sombrío de ‘Do You Hear What I Hear?’ es pasmoso y un perfecto balance con la serenidad angelical de ‘Hark! The Herald Angels Sing’, poniendo en perspectiva ambas cualidades y dejándonos, no en un sitio indeterminado en mitad de nada, sino en alguna parte donde hay sitio para las dos, lo sombrío y lo sereno, lo hilarante y lo maravillosamente pasmoso.

Por supuesto, es una idea brillante de Dylan hacer un disco navideño, porque es lo último que cualquiera se habría esperado (y sólo por esa razón tal vez no tan sorprendente). Pero Christmas In My Heart es mucho más que una idea divertida, una broma o, en realidad, tan sólo una bonita forma de hacer algo benéfico. Es evidente que Dylan ama este material. Y de alguna forma, en medio de tanto croac-croac y de tanto jolgorio, consigue transmitir ese amor, por lo menos a este oyente.

Y cuando el amor se consigue transmitir, ¿qué más se puede pedir? ¡Que tengan ustedes unas felices navidades!

Sigue a este texto otro en el que Eyolf habla de Dylan y la tradición tal y como se percibe en este disco: muy agudamente destaca una peculiaridad musical que distingue a este LP de cualquier otro, el hecho de que existe una persistencia armónica dominante en todo él, algo que siempre ha evitado. Varias de las canciones son tocadas en séptima –‘Christmas Blues’ es el gran ejemplo. Y eso es porque las canciones son así. Claro que la cosa es que viniendo de quien viene, esto es raro. ¿Desde cuando ha sido un problema para Dylan no tocar las canciones tal y como son? En palabras de Eyolf, Dylan se ha subordinado al estilo. Muy interesante -y el único ejemplo que hay en toda la carrera de Dylan de esto es Self Portrait (!!!).

Después en otro párrafo, Eyolf nos habla de la posible conexión que se puede establecer con el punto de vista religioso de Dylan, a partir del tratamiento de ‘Here Comes Santa Claus’ definido como “fascinante mezcla de símbolos”, esa rara miscelánea de lo solemne y lo más festivamente navideño, donde no se sabe si el que llega es el bueno de Santa o el propio Jesús (He doesn’t care if you’re rich or poor / for he loves you just the same), pero en definitiva, poco nos importa ya. Acaba Eyolf:

“Es al mismo tiempo todas esas cosas y más. El mejor modo en el que puedo describir este disco es como un acto de equilibrio. Un acto de equilibrio que sólo puedes interpretar si te lo estás pasando bien contigo mismo y con lo que estás haciendo, sin que te afecten un ápice los treinta y cinco mil metros de ténue aire que te separan del desastre total. Dylan parece haber estado contemplando ese abismo durante algún tiempo, incluso desde que empezó a intentar sacudirse el yugo de ser la voz de cierta generación. Christmas In The Heart es una señal de que es finalmente libre“.

~ por Antonio en diciembre 14, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
El blog de la novela 'Juana La Maliciosa'

'Juana La Maliciosa'. David Bowman. Ediciones del Serbal (Barcelona, 2014) ISBN: 978-84-7628-746-0

Crónica de la España negra

Blog de crímenes y sucesos de la España más oscura

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: