El oscuro caballero Morgan

Hoy todavía estoy en estado de shock. No sé si recordarás cuando allá por verano escribí un post titulado ‘Episodios’ donde hablaba de algunas cosas a las que había dedicado el tiempo por aquella época. Una era la serie de Showtime Dexter (ojo con el enlace que en la web oficial hay spoiler), cuya primera temporada prácticamente me tragué de una sentada. Posteriormente me hice con las dos siguientes que, a decir verdad, no me gustaron tanto como la primera, aunque fui desarrollando un sentido de empatía con la mayor parte de los personajes, con Masuka (C.S. Lee), con el sargento Batista (David Zayas), con Debra Morgan (Jennifer Carpenter) y, por supuesto, con el bueno de Dexter (Michael C. Hall). Eso es algo que te dice cuando una serie está pasando a formar parte de ti, igual que una película, cuando los elementos humanos que la pueblan pasan a formar parte de tu conciencia y de tu imaginario. La cosa es que nos pusimos al día y entramos en el ritmo de un capítulo por semana tan pronto como la cuarta temporada empezó a emitirse en USA y a ser localizable rápidamente en virtud de la gentileza de miles de trackers a lo largo y ancho del planeta. Me entra la risa cuando Cuatro empieza a anunciar a bombo y platillo la nueva temporada de House: quien es un fan de verdad ya no tiene que esperar ni un día a la primera emisión, esa es la auténtica revolución que hemos vivido durante estos últimos diez años en lo audiovisual, se acabó: para las cadenas de televisión convencionales las series son relleno y plataformas de publicidad. En el caso de Dexter, que no sé ni donde se emite aquí en España, es un insulto ese tratamiento, pero como ya no dependemos de programadores,  la cosa no importa un ápice.

Decía, que empezamos con la cuarta temporada, a ritmo de un capítulo semanal. Después de la primera tanda -basada en la novela de Jeff Lindsay Darkly Dreaming Dexter-, en la que conocíamos junto a Dexter sus oscuros orígenes y la conexión con el Asesino del Camión de Hielo, la segunda nos había puesto a la Miami Metro Police tras la pista del Asesino de la Bahía, que no era otro que el propio Dexter. La tercera temporada es la más confusa, no hay un psicópata de relieve en acción a la altura de los anteriores, tan sólo un tal Despellejador que ya ha caído en el olvido, pero la trama se centra en la oscura relación de Dexter con Miguel Prado (Jimmy Smith), fiscal del distrito, que se hace su socio en la muerte. Sin embargo, todo cambió con la llegada de la cuarta temporada y un serial killer llamado Trinity. Para empezar, está interpretado por un grande, John Lithgow, que literalmente se sale. Por fin tenemos a un animal a la altura del Caballero Oscuro de Dexter, mucho más que el Brian Moser de la primera temporada. Para continuar, las subtramas se han desarrollado de una forma magistral, sin dejar nada al azar, mesurando el devenir de la acción y haciendo extraños virajes morales y físicos que te dejan exhausto, a Dexter también. El undécimo capítulo fue una absoluta pasada. Sin aliento. “Hello, Dexter Morgan”. Pero lo de anoche no es descriptible. Y lo que es más, se demuestra con los planos finales que en televisión se puede crear una estética tan o más personal que en el cine. En realidad, Dexter es cine, en el sentido de arte grande.

Practicamente a la vez que nosotros veíamos el increíble desenlace de esta cuarta temporada, mis queridos Fran y Rocío también lo veían en otro lugar. Apenas terminó, recibí un mensaje en el teléfono. Shock. Yo respondí. Shock. Y esta mañana, Fran me envió un comentario al blog. Lo puso en la segunda entrada dedicada a la memoria de Paul Naschy, con buen tino porque su título parece una descripción de Dexter: En todo hombre brota la semilla del mal. En lugar de aprobar el comentario, prefiero ponerlo aquí porque él ha expresado ya todo lo que se puede decir sin, por supuesto, chafar el disfrute de esta maravilla. Al habla Don Francisco Granados:

“Reconozco que quizás no sea el sitio más indicado del blog para dejar este comentario sobre un tipo llamado DEXTER MORGAN. Ayer tuve la oportunidad de fastidiar a un amigo el final de la cuarta temporada, práctica habitual por su parte, ya que lo ví unos minutos antes que él o eso creo, pero no lo hice, y mi propósito con este comentario es explicar por qué.

Yo que siempre he sido un fanático del cine, ultimamente he comentado contigo esa sensación de que, desde hace ya años, no se hacen obras maestras ni de presente ni de futuro, y los que estamos enganchados a esta teta y no la podemos soltar, necesitamos algo que la sustituya… Esa nueva teta, mucho más turgente si cabe, son las series, particularmente las de esos nuevos dioses del olimpo llamados SHOW TIME.

Recuerdas que el septiembre pasado me dejaste Weeds y me abriste un nuevo mundo del humor desgarrador, absurdo, ingenioso, … se me acaban los calificativos… Esta serie, como no, también es de SHOW TIME. Yo que creí que lo había visto todo con el final de la quinta temporada de Weeds…! Después llegó House y aquellos 15 minutos del final de la quinta, que pasarán a los anales de la televisión, más de una vez lo hemos comentado. Bueno, pues todo eso no es nada!!! al lado de lo de anoche. El final de la cuarta temporada de DEXTER es tan increible, tan inesperado, tan sobrecogedor que aun hoy nos dura el Shock, ¿verdad, pare? Ese final es tan… que no tuve fuerzas ni para contarselo a ese amigo y fastidiarselo, es tan… que no creo que se pueda superar y es tan… que no puedo ni hablar de ello, ni siquiera con alguien que lo haya visto ya, y lo conozca, porque habría que utilizar unas palabras que suenan como un tabú, es algo sobre lo que solo se puede reflexionar…. Yo, no creyente convencido, dije: DIOS!!

Si alguien que lea habitualmente este blog no es consciente de la existencia del tal Dexter Morgan, se está perdiendo uno de los placeres mayores de esta vida”.

Pues ya lo sabéis. Por cierto, Fran, ese amigo al que le encanta reventarte los finales sólo lo hace cuando Cuddy se lía con el detective -que por si no lo sabéis Cuddy se lía con el detective tonto, a ver cómo salen los guionistas de ese entuerto. Ese amigo no te reventaría éste porque no puede ni respirar desde anoche. Un sueño, yo pensé que era un sueño. Así que, queridos amigos, no sé que estáis haciendo que no dejáis de preocuparos por la crisis, el Sahara, el Estatut y el fin del mundo y salis pitando a haceros como sea con las aventuras de nuestro querido y favorito justiciero serial killer, Dexter Morgan, por gentileza de Show Time.

~ por Antonio en diciembre 16, 2009.

3 comentarios to “El oscuro caballero Morgan”

  1. o se ponen las pilas o les pasamos por encima. Dexter (mi hermano la veía) la emiten a las tantas de la mañana. Yo la verdad veo el intermedio (por el horario) y a veces el CSI pero deje de verlo, acaba a las 23 30 y a esa hora no me da tiempo a cepillarme los dientes y ver un capítulo de otra cosa antes de acostarme. Las televisiones al igual que las discograficas empiezan a ser innecesarias.

  2. Al igual que el año pasado te dejo en este “inapropiado lugar” mi comentario sobre el final de la sexta temporada de House, que casulamente vi ayer noche. Recuerdo que el año pasado me despaché en alabanzas al final de la quinta temporada de House, con esos 15 minutos para los anales de la televisión, recuerdo igualmente que comenté sin desvelar nada del mismo por respeto a los que aún no lo habían visto, actitud lógica y apropiada por otro lado. Recuerdo también que sirvió de pie a un comentario sobre el final de Dexter, el caballero oscuro; sublime. Mi actitud esta vez va a ser “ligeramente diferente” con House. Como definiría yo el capítulo 6×22, “Help me” para más señas, por cierto mañana por la noche lo ponen en cuatro, es una pregunta retórica, la respuesta es de bazofia sensiblera, pastel inmundo, giro de tuerca equivocado, etc… No me quiero extender en “elogios”. Este año no voy a respetar el final para quién no lo ha visto, ya que mi entención es evitar al personal que vea esta tontuna. Todo el capitulo desde el principio rezuma un aire de serie B que ebriaga, en el mal sentido, pero el final….. Ya volveré al él, por otro lado ese “cebo” de “8 horas antes”, ¿qué pretende? que el cabreo se mayor al ver el desenlace…

    Siempre he defendido la calidad de los guionists americanos, autenticas fuentes de ideas sublimes, ¡pero esto…! ¿cómo después de pasarse toda la sexta temporada alentando una relación de Cady, idílica y maravillosa, nos salen ahora con que sigue enamotrada de House? Que se trata de dar un giro, porque no decimos de repente que es “maricón” y se enrolla con Foreman que también acaba de salir del armario, total es negro…. O que no tiene título de medicina y que empezará la séptima temporada sacándoselo, total que más da.

    Como diría Borja pérez: ” …este es un saludo para el eunuco que ha decidido ciomo acabar House, No… TE…… DA…” lo escribo con pausas para enfatizarlo.

    En fin, esperaremos la vuelta de Weeds, para la que ya falta poco, porque al cojo este, como diría un argentito, le van a dar por el orto.

    Fran.

  3. Vale, este comentario merece un post, pero estoy hasta arriba y no me da lugar, así que por ahora te diré que sólo comparto contigo un diez por ciento exactamente de tus impresiones. El giro final no es giro, es una simpleza que demuestra que la fórmula House se está agotando, pero yo tengo mis dudas sobre la simpleza. Por lo demás, el capítulo entero, hasta ese final, ha sido de los mejores de la temporada. Ya lo argumentaré querido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
El blog de la novela 'Juana La Maliciosa'

'Juana La Maliciosa'. David Bowman. Ediciones del Serbal (Barcelona, 2014) ISBN: 978-84-7628-746-0

Crónica de la España negra

Blog de crímenes y sucesos de la España más oscura

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: