Amazing grace to the Swiss Banks

Cuando se celebró en NYC hace ya casi ¡¡veinte años!! el concierto homenaje a los treinta años de carrera de Dylan -a muy poco de que hubiera comenzado  el más osado giro de la misma-, la flor y nata del show bizz  se reunió para interpretar sus canciones. El resultado, en general, fue más bien flojito, a excepción de algunos que supieron salir airosos del trance, como Neil Young -que tuvo el privilegio de hacer tres canciones (véanse comentario)-, el siempre sentido Richie Havens, o el propio Dylan, que en un tributo dedicado a él cantó el suyo propio a Woody Guthrie. La mayor parte de los intérpretes escogió canciones que ya habían versionado en algún momento de su carrera, para no despeinarse: George Harrison, aparte de destrozar ‘Absolutely Sweet Marie’, hizo ‘If Not For You’, Roger McGuinn ‘Mr. Tambourine Man’, Ronnie Wood ‘Seven Days’, y así sucesivamente.

Sin embargo, el momento álgido del concierto se lo llevó un hombre muy distinto. A decir verdad, la historia de Lou Reed y Bob Dylan me recuerda aquella película de Woody Allen, Acordes y desacuerdos, en la que el genio de la guitarra que encarnaba Sean Penn entraba en barrena cada vez que le decían que por allí andaba el gitano Django Reindhart. Lou siempre se ha caracterizado por un desmesurado egocentrismo en lo musical -que acabó con The Velvet Underground original, por ejemplo y por simplificar las cosas- y un perfeccionismo casi histriónico pero, a cualquier biografía te remito -como la de Bockris-, siempre ha sentido un gran complejo de inferioridad hacia quien jamás lo ha mostrado por nadie, esto es, Bob Dylan. Anécdotas las hay, ahora no me preocupan, léete la biografía de Bockris. El hecho es que en el Bobfest, Lou Reed decidió interpretar un outtake de Infidels (1983) que por aquel entonces ya había visto su publicación oficial en la primera entrega de The Bootleg Series, ‘Foot Of Pride’.

La tal canción es una de las dos obras maestras absolutas –la otra es ‘Blind Willie McTell’– que Dylan dejó fuera de Infidels en favor de canciones mediocres como ‘Union Sundown’ o ‘Neighboord Bully’. A diferencia de la otra, jamás la ha recuperado en directo. La versión de Dylan es apabullante, una riada estoica de visiones de un estado de cosas en el que poco tienen que hacer el orden y el concierto: es como una glosa de aquella frase que aparece en ‘License To Kill’, “el hombre ha inventado su maldición, el primer paso fue pisar la luna”. La producción es muy austera, en todo caso, pristina, con ese sonido de ‘Infidels’ tan limpio, por lo que el veneno de las palabras no se transmite al organismo completo de la canción.

Consciente de eso, la relectura de Lou en el Bobfest, a primera hora, se basa, precisamente, en volcarla hacia su vertiente más luciferina. Para ello cuenta con la inestimable ayuda de Steve Crooper, Booker T y compañía y el ínclito G. E. Smith. Sabedor de la potencia del fragmento de la frase reiterativa, Lou la reitera, a diferencia de Dylan, con un enfermizo riff que va haciendo crecer en musculatura la canción. La diferencia entre lo que hace Lou Reed en este concierto y lo que hacen los demás es la misma que existe entre lo que hizo el propio Dylan en el famoso Concert for Bangla Desh y lo que hicieron los demás, es decir, riesgo, actitud, elegancia, peligro y una música del recopón. Y viéndolo ahora te entra nostalgia de que se haya vuelto a estas alturas tan contemporizador. Lejos los buenos tiempos, el Lou Reed de este ‘Foot of Pride’, capaz de hacer una canción de Dylan casi mejor que la original, ha preferido optar ahora por una complacencia incómoda, por el Tai Chi y por los shows peñazo con su querida Laurie. Pero al fin y al cabo, Dios sigue siendo un puto aficionado comparado con el gran Lewis Alan Reed.

~ por Antonio en marzo 27, 2010.

4 comentarios to “Amazing grace to the Swiss Banks”

  1. Lou siempre fue uno de mis favoritos, uno de los tres grandes. La pena es cuando le da por creerse un intelectual e intenta hacernos creer que NYC es un planeta a parte de la tierra. Volverá al R”n”R, siempre lo hace.

    En eso coincidimos. No en que George Harrison destroza Sweet Marie, para mí la clava aunque tiene mucho que agradecerle al giro y repiqueteo del genio George Edgar. Por cierto… yo a Neil solo le oí dos temas. Just Like Tom Thumb’s Blues y All Along The Watchtower, aunque por la radio dijeran… -“Hay esta! Forever Young”, despues de la primera y se quedaran tan a gusto.

  2. Mira que cosa, yo siempre pensé que había tocado ‘Forever Young’ aunque no se hubiera publicado en el disco, tampoco me preocupé de corroborarlo, la verdad, lo decía de recuerdo. O sea, que la movida fue por una metedura de pata de la radio… interesante, yo no me acuerdo ni donde lo leí. Eso sí, alguna vez la versioneó, nada menos que con Grateful Dead. Y la ‘Sweet Marie’ güena es la que hacen Jason and the Scorchers que van a tocar en Sol y no quieres venir conmigo, julandrón:

  3. Recuerdo oirlo en cadena 100, creo. Creo que Escalada o algún indocumentao por el estilo. Sale Neil Young, toca Tom Thumb’s Blues, y suelta… “si señor, el forever young que no podia faltar”

    Se comprende que dieron a la prensa un set list que luego Neil cambio sobre la marcha.

    Lo superior de ese bobfest es esto, pare

    Pdata: A mi la sala el sol me la tiene prohibida el medico.

  4. Pues yo lei que tocó ‘Forever Young’ como en cinco sitios distintos, fijo, por eso lo decían, porque tendrían el set de antes. La cosa es que me suena haber tenido un boot en las manos y que la ponía, pero escucharla desde luego que nunca la escuché. Ahí, ahí, el tito manos lentas coñazo pofesional a tope!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
El blog de la novela 'Juana La Maliciosa'

'Juana La Maliciosa'. David Bowman. Ediciones del Serbal (Barcelona, 2014) ISBN: 978-84-7628-746-0

Crónica de la España negra

Blog de crímenes y sucesos de la España más oscura

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: