Chinese Suit #2

La estéril y ridícula polémica levantada por doquier a costa de la reciente gira asiática de Dylan, ha tenido hoy un inesperadísimo epílogo: resulta que His Bobness en persona -si está redactado por él o no, que yo creo que sí, es irrelevante hasta cierto punto- ha publicado en su web un texto dedicado “A sus fans y seguidores” -cosa rara, precisamente estos no son los que necesitaban esta explicación- dando su “versión” de los hechos. Ojalá fuera éste el principio de una costumbre. Otros músicos, como Pete Townshend o Lou Reed, usan sus espacios en la web para mantener una comunicación, siquiera unilateral, con sus “seguidores”. Los fans de Dylan estaríamos encantados de que el hombre nos ofreciera retazos de su pensamiento, sobre su propio devenir o sobre cualquier otro tema – por si no hemos tenido bastante con TTRH. La cosa china, en todo caso, se zanja con esto. Y desde luego, quien no quiera entender, que siga en el pozo de la ignominia. ¡Qué gustazo cuando le da estopa a Mojo! Y conste que bajo el nombre de Mojo subyacen publicaciones de todo el planeta, lo mismo da que no nombre ninguna otra. He aquí una traducción de la carta abierta de Bob Dylan, a pocos días de su 7oº aniversario:

“Permítaseme aclarar un par de cosas acerca de la así llamada “controversia china” que ha estado rondando por ahí desde hace un año. En primer lugar, nunca nos denegaron el permiso para tocar en China. Este rumor de tambores fue divulgado por un promotor chino que intentó que fuera allí después de tocar en Japón y Corea. Mi suposición es que el tipo imprimió entradas e hizo promesas a cierto grupo de gente sin que se hubiera confirmado nada. Entonces no teníamos intención de tocar en China y, como eso no sucedió, lo más probable es que el promotor tuviera que salvar los trastos haciendo publicar aseveraciones sobre que el ministerio chino me había denegado el permiso de tocar allí para curarse en salud. Si cualquiera se hubiera molestado en ponerse en contacto con las autoridades chinas, hubiera estado claro que las autoridades chinas no tenían ni idea de nada de nada de todo el asunto.

Este año fuimos allí con un promotor distinto. De acuerdo a la revista Mojo, los que asistieron a los conciertos fueron gente de fuera y que había un montón de asientos vacíos. Eso no es verdad. Si alguno se pone en contacto con cualquiera de los que fueron a los conciertos se dará cuenta de que los que mayormente acudieron fueron chinos jóvenes. Muy poca gente de fuera, si es que hubo alguna. La gente de fuera estaba mayormente en Hong Kong, no en Beijing. De 13000 asientos vendimos 12000, y el resto de las entradas se regalaron a orfanatos. La prensa china me promocionó como un icono de los sesenta, de cualquier forma, y publicó mi foto sin ton ni son junto a la de Joan Baez, Che Guevara, Jack Kerouac y Allen Ginsberg. Los que fueron a los conciertos probablemente no sabían nada de esa gente. A pesar de ello, respondieron con gran entusiasmo a las canciones de mis últimos cuatro o cinco discos. Pregunta a cualquiera que estuvo allí. Eran jóvenes y me dio la impresión de que mis antiguas canciones no las conocían.

En lo que concierne a la censura, el gobierno chino me pidió los nombres de las canciones que iba a tocar. No se puede responder de forma lógica a eso, así que les enviamos los repertorios de los tres meses anteriores. Si había alguna canción, estrofa o verso censurado, nadie me lo dijo jamás y tocamos todas las canciones que pensábamos tocar.

Todo el mundo sabe seguro que hay chorrocientos libros sobre mí, que ya han salido o que saldrán en un futuro cercano. Así que animo a cualquiera que se haya topado conmigo alguna vez, me haya escuchado o incluso me haya visto, a ponerse en movimiento y pergeñar su propio libro. Nunca se sabe, cualquiera puede tener un gran libro dentro de él”.

~ por Antonio en mayo 13, 2011.

4 comentarios to “Chinese Suit #2”

  1. Más cojones que el caballo de Espartero, pare.
    Y tu tambien por ponerlo en español clarito y rapidito.

  2. Que se entere el personal, coño, que en este país no entiende guiri ni el tato.

  3. Y que conciso y bien expresado. Esto es un apéndice de Crónicas.

  4. si es que no hace falta idealizarlo, se pasa a to los tontos por el forro los cojones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
El blog de la novela 'Juana La Maliciosa'

'Juana La Maliciosa'. David Bowman. Ediciones del Serbal (Barcelona, 2014) ISBN: 978-84-7628-746-0

Crónica de la España negra

Blog de crímenes y sucesos de la España más oscura

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: