Whole Lotta Rosie!!

El ocio último, harto agradable siempre, suelo rellenarlo videando historietas compulsivas de asesinatos y macabras incursiones en el subconsciente. Qué le voy a hacer. No sé lo que me pasa, estos últimos tiempos no me interesan lo más mínimo los azares románticos, las tribulaciones cómicas o los bailoteos extemporáneos. De todo esto dejo fuera al riguroso clasicismo, pero es que últimamente ni siquiera me pongo a revisar lo que hay que revisar una y otra vez. O veo shows o documentales de rock o pelis de terror y/0 trama en vilo. Esto último incluye las series que, tal y como están las cosas, te dan grandes alegrías al margen de quitarte mucho tiempo de cordura, vuelto seta pasiva sin querer pero queriendo, como diría mi querido Chavo del Ocho. He aquí que, en consecuencia, hoy es un buen día para hacer, en este sentido, unas recomendaciones al respecto del temario. Curiosamente, en los tres casos hay cosa siniestra de niño o adolescente por medio. No sé si será que mis preocupantes cascabeleos por el mundo docente me los ponen a tiro de piedra.

En primer lugar, está The Killing, remake de una serie sueca que no he visto, Forbrydelsen. Argumento trillado, giros tramposos, engaños a tutiplén pero que a mí me ha encantado. ¿Por qué? Lo explico: dicen por ahí los colegas que hay dos tipos de series, las de tipo “Kuratti” y las de tipo “Canino”. “Canino” es un gran amigo mío. Las de la primera clase se caracterizan por el hincapié en personajes y ambiente, las de la segunda por tramas fundamentalmente literarias y profundas: en aquella categoría caben esta The Killing, pero también Breaking Bad o House M. D., en ésta, The Wire o Dos metros bajo tierra. Eso simplificando, bueno está. The Killing entra claramente en la categoría “Kuratti”. Una adolescente, Rosie Larsen, es asesinada vilmente, y cada capítulo nos muestra un día de la investigación, deteniéndose en la vida y sufrimientos de cada instancia humana presente, familia, detectives, sospechosos, compañeros del instituto, concejales. Cada entrega culmina con un cliffhanger, un giro insospechado o impactante que te hace esperar la siguiente con ansia, pero al final poco pasa. Y eso se lleva a la máxima potencia en la season finale: arañando en los conscientes subconscientes de la vieja América, se reescenifica el asesinato de Harvey Oswald sin compasión por el espectador. La crítica ha puesto por ello de vuelta y media a Veena Sud, productora ejecutiva y, al parecer, una iluminada del medio, pero ella se ha defendido, una vez confirmado que habrá segunda temporada, diciendo que aunque la serie hubiera concluido ahí, eso es lo que estaba planeado. Trampa mortal e injusta, claro. Pero…

Hay una cosa de The Killing que me fascina, a pesar de todos los peros y pesares. La acción transcurre en Seattle y todo el rato llueve. La lluvia es omnipresente, es como una batuta insolente que te ata al personaje ilícito que es protagonista y auténtico asesino de Rosie Larsen, hard rain, lluvia estrepitosa y reveladora. En muy pocas ocasiones he visto que un elemento atmosférico entrara de tal forma en el córtex del espectador, simulando no estar pero estando en cada giro del destino. Pero hay más: Mireille Enos, la actriz que interpreta a la detective Sarah Linden, una especie de Frances McDormand en Fargo atada a una misión que le jode la vida pero de la que no puede escapar. Una obra maestra de la mesura, una simbiosis perfecta con el húmedo ambiente y con la sordidez que subyace en cada plano y en cada vuelta argumental. Que les den a los críticos americanos, tengo claro que veré la segunda temporada.

En segundo lugar, dos películas con mucho en común: una se llama Sennentunschi (2010), de Michael Steiner y nacionalidad suiza -oh, my god!!. Por lo visto, la leyenda del Sennentunschi es muy conocida en los Alpes suizos -hasta los suizos tienen derecho a un folclore. Se trata de una muñeca de trapo que unos individuos en una cabaña fabricaron para aliviar sus bajas pasiones. Al final la muñeca se vuelve de carne y hueso y, tras ser violada y sodomizada repetidas veces, se venga de los fulanos de la mejor forma posible. Este cuento sirve para que se haga una denuncia como las que hay que hacer de la superchería, de la hipocresía del clero, de la estupidez de los hombres que se cagan en los pantalones y se mean entre estertores seminales. Parece una peli de terror pero no lo es. Es una pequeña obra maestra narrada con pulso, con algún efecto gratuito pero justificable y, sobre todo, llena de momentos memorables. Hazte un favor veraniego y te la ves.

La otra es Wake Wood (2011), de David Keating, según promocionan, el retorno de la Hammer tras varias décadas de secano. Y parece eso, una peli de la Hammer, como las de antes. No enseña nada, pero aquí la superchería está fundamentada: un pueblo, una pareja que ha perdido a su hija, un antiguo rito que permite resucitar a los muertos por sólo tres días, para poder despedirse de ellos, siempre y cuando se haga el ritual antes que el fallecido lleve más de un año muerto. Acojona, ¿verdad? Más alegra ver que todavía hay gente que es capaz de hacer pelis de miedo sin pretensiones, ahondando en el espectro de los pavores humanos sin resquicios para la moralina. Sin ser nada del otro mundo consigue su objetivo sin pedir nada a cambio, resuenan esos tétricos cascabeles y te entra una cosa extraña por la columna, como si el pacto lo hubieras hecho hace tiempo.

Resulta que hoy me entero que han estrenado en España My Own Love Song de Olivier Dahan -no sé por qué la llaman Nuestra canción de amor, si es MI PROPIA canción de amor. Dicha peli la tengo en DVD original desde hace más de un año porque su banda sonora está compuesta por Bob Dylan. Es el germen, además, de Together Through Life -¿no sé podía poner entonces que la música es de Dylan y Robert Hunter? He intentado verla cinco veces y siempre me he quedado sopa. Menudo tostón. Así que me pongo TTL de nuevo y después me veo una de miedo. De las de antes.

~ por Antonio en julio 16, 2011.

Una respuesta to “Whole Lotta Rosie!!”

  1. Voy a verme la suiza esa que tiene pinta sórdida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
El blog de la novela 'Juana La Maliciosa'

'Juana La Maliciosa'. David Bowman. Ediciones del Serbal (Barcelona, 2014) ISBN: 978-84-7628-746-0

Crónica de la España negra

Blog de crímenes y sucesos de la España más oscura

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: